website counter widget 

 
 

Yo lo tengo bien claro



El desarrollo peruano no se da ni se dará, mientras sigamos eligiendo a las personas equivocadas, a políticos que definitivamente están al servicio de sus financistas, de quienes utilizan sus servicios, a cambio de apoyarles en sus "carreras políticas" y de paso se dedican “a robar alguito”.

Perú hace rato ha debido desarrollar, es más ha debido nacer a la vida republicana, con todo su plataforma humana dedicada a lograr que Perú ocupe los primeros lugares en el desarrollo mundial, porque tenemos lo fundamental, riqueza y una riqueza en todo sentido y en abundancia.

En primer lugar tenemos oro, que nos proporcionaría liquidez, si es que dedicáramos ese oro para fortalecer la reserva nacional, en vez de regalarlo a las transnacionales, que enriquecen a su vez a las potencias extranjeras.

Si ese oro estuviera en bóvedas peruanas, sería el respaldo para una banca de fomento, suficiente para empoderar a los productores nacionales y equiparles de plantas agroindustriales, capaces de procesar todos los insumos primarios que disponemos, desde alimentos hasta productos químicos, fibras y minerales, con los cuales debidamente procesados, mediante "VALOR AGREGADO", se transformarían en productos de exportación, muy buscados en los diversos mercados del exterior.

Pero solamente nos dedicamos a exportar insumos primarios y cual país arcaico, somos recolectores y nada más que simples recolectores, y exportadores de riqueza para otros.

Si en Perú se diera valor agregado, aquí tendríamos trabajo en demasía, tendríamos que traer mano de obra del exterior y nuestra gente dispondría de liquidez, porque ganarían buenos jornales, estaría debidamente asegurada, atendida en salud, educación conforme corresponde a un país rico y no habría corrupción, porque un país educado y sanitariamente atendido, dispone de brillantez y agilidad mental, para no dejarse robar.

Mas la realidad es otra, los saqueadores se dedican a frenar ese desarrollo y utilizan todas las malas artes para mantenernos dependientes, sojuzgados y contra la pared, amenazados por una policía presta a asesinarnos, porque están al servicio del Sistema el cual los ha protegido con una ley de impunidad (30151).

Cuando despertaremos y reaccionaremos conforme es debido y coloquemos a quienes dicen representarnos en el banquillo y les hagamos saber que se acabó el engaño y el robo y que a partir de ahora o nos representan honestamente o se van a sus casas o a la cárcel.

Espero lo tengamos claro ahora

Jorge Paredes Romero