Paquetes Publicitarios Internet para empresas, paginas amarillas peruanas, publicidad economica eficaz, gratis, negocios tiendas, profesionales, oficinas, peluquerias, hosting, web, subdominios, Lima, Peru, Directorio de empresas y profesionales en Peru, hoteles, hostales, transporte de pasajeros, clinicas y hospitales, colegios, institutos de enseñanza superior, agencias de viajes y turismo, fiestas infantiles, florerias, salones de belleza, restaurantes, bazares, zapaterias, contadores, abogados, medicos, abarrotes, discotecas, distribuidoras, abogados actores, administracion ventas, atente, deportivo, agricultor, agronomo arquelogo, arquitecto, artesano, artista, asesores, legales, asistenta social, astrologo, auditor, barman, biologos, bomberos, cardiologo, carnicero, carpintero, cerrajero, cirujano, comerciante, computacion, comunicacion, audiovisual, comunicacion social, consejero, constructor, consultor, contabilidad, contable, contador, cosmeticos, cuidador, decorador, dentista, derecho, dermatologo, deshollinador, detective, dibujante, dietista, diseño, digital, economia, economista, electricistas, enfermero, enfermeras, tecnicas, entrenador, escultor, esteticas, exportador, fabricante, farmaceutico, farmacias, filosofo, fisioterapia, floreria, fotografo, funeraria, gastronomia, geometra, grabador, guia interprete, heladero, imprenta, informatica, ingeniero industrial, mecanico, agronomo, inmobiliaria, investigador, jardinero, joyeria, maestros, mago, mantenimiento, marketing, masajista, medicos, minero, modelo, modista, musico, negocios internacionales, niñera, notario, nutricionista, obstetra, oftalmologo, operador, optica, orquesta, ortopedica, panaderia, panadero, pastelero, pedicuro, peluquero, periodista, pintor, pirotecnico, policia, procurador, profesor, psicologia, psicologo, psicoterapeuta, psiquiatra, puericultura, relojero, reparaciones, restaurador, secretaria, secretariado, soldador, subastador, taxista, oficina, tecnico diseño grafico, tecnicos, telecomunicaciones, topografo, traductor, transportes, transportista, urologo, vendedor, venta publicidad, veterinario, visitador medico, zapateria, zapatero

Revista virtual Sociedad Latina periodismo Peru Jorge Paredes Romero

Federación de periodistas de Perú FPP

 

 

37 años de lucha por Seguridad Social en Perú

 

Jorge Paredes Romero                                                                      website counter widget     

 
 

Jorge de nuevo en casa en medio de la familia y amigos

Deseo dejar un testimonio de lo que realmente sucedió entre el Sistema de Salud de la Seguridad Social de Perú y mi persona, a lo largo de 38 años de irregular relación, resultados que Uds. apreciarán al final de este escrito. Mi nombre es Jorge Paredes Romero, 67 años de edad, pero cuando esto se inició yo tenía apenas 29 años y estaba culminando la carrera de Psicología en la Universidad Nacional “San Agustín” de Arequipa. Situémonos en el tiempo, mes de Agosto de 1972, por entonces cursaba el octavo ciclo de Psicología en la citada universidad, pero ya a los 10 años compuse el primer tema musical y a los16, mientras culminaba la secundaria, fundé en Mollendo el semanario “La Razón”

 
  EsSalud, seguridad social Peru, salud, servicios, hospitalizacion, quejas, reclamos, negligencias, medicinas, insumos biomedicos, funcionarios, Peru, Lima, Mollendo; cortan, pierna equivocada paciente hospital sabogal callao, mala praxis, errores, medicos, Defensoria del Asegurado EsSalud, Lima, Peru, Mollendo, Huancayo, Jorge Paredes, reclamos, padomi, mala praxis, hospitales, seguridad social, peruana, policlinicos, seguro social, instituto peruano seguridad social  
 

 Hoy soy miembro de la Federación  de Periodistas de Perú y Director de Redacción (Ad honorem), de la Revista Virtual "Sociedad Latina"; el año 1965 fui autor del himno de la Institución educativa en Ilo, Moquegua: “Daniel Becerra Ocampo”, hecho reconocido por el Ministerio de Educación de entonces y en 1971 autor de un libro, donde propongo una auténtica reforma carcelaria en Perú.

El año 1971, cuando estudiaba Psicología, publiqué un ensayo socio psicológico titulado “La casa del jabonero”, el cual se refiere a la realidad carcelaria peruana y la rehabilitación de los internos, está siendo editado por segunda vez en los Estados Unidos, gracias al apoyo del peruano Orlando Cordero Guerra y Sociedad Latina. El Ministerio del Interior de aquel entonces nombró una Comisión ad-hoc, con la cual iniciamos un trabajo de conferencias y charlas en diversos foros universitarios, municipales y comunales.

Digo todo esto para hacer notar que soy una persona con trayectoria, que en alguna manera quedó trunca o limitada, no solo por ese accidente sino por la mala atención que se me dio o por las omisiones y malas praxis que ocurrieron a lo largo de estos 37 años, sino veamos lo más relevante, lo secundario sería más abundante...

Primera deficiencia del sistema.- Lamentablemente, el 6 de Agosto de 1972, en un viaje desde la ciudad de Arequipa a Mollendo sufrí un accidente automovilístico y ello frustró todo lo que venía sucediendo. Viajaba de pasajero en un automóvil, el cual volcó en la Quebrada de Guerreros, de esos roquedales y arenas de la quebrada  fui recogido por bomberos de Mollendo, quienes me llevaron al hoy Hospital de la Seguridad Social “Manuel de Torres Muñoz” de Mollendo, en donde lamentablemente no había un especialista para mi caso: un neurocirujano. El hospital contaba con quirófano, instrumental, etc., pero no había un neurocirujano. Hoy, 38 años después la situación sigue igual, en ese hospital de la seguridad social, no existen especialistas como cardiólogo, traumatólogo, neurocirujano, etc., y quienes desean consultar con ellos deben trasladarse a la ciudad de Arequipa, distante 120 kilómetros de Mollendo, algunas veces los pacientes fallecen en la ruta.

En vista que para mí no había solución  en ese hospital de la seguridad social, mi familia contrató una ambulancia particular y me llevó a la clínica del Hospital Regional de Arequipa, donde fui operado por el neurocirujano Gustavo Rondón Olazabal, quien  era uno de mis profesores en la Facultad de Medicina, curso Neurofisiología y luego de un mes fui trasladado por avión a la ciudad de Lima con el diagnóstico de paraplejia por traumatismo vertebro medular a nivel dorsal 8.

Esto, considero una de las mas graves omisiones que el sistema cometió conmigo, pero es algo que viene sucediendo actualmente en el 2010 en mi país. EsSalud tiene regados en el país  "hospitales" que incluso son incapaces de atender emergencias, tal como sucedió conmigo en Octubre del 2008 y tal como sucede con muchos asegurados que no son atendidos en el lugar del accidente o enfermedad. Una lesión medular o daño neurológico debe ser atendido lo mas pronto posible, es cuestión de horas, de otro modo los daños son irreparables, eso lo sabe cualquier estudiante de medicina de los primeros años de cursos universitarios, pero EsSalud tiene cientos de "hospitales" en el país, que no son mas que inmensas postas médicas. En Lima solo 3 son verdaderos hospitales: Rebagliatti, Almenara y Sabogal, en donde incluso se cometen errores garrafales como cortar la pierna equivocada a un paciente el resto son inmensas "postas médicas". De modo que ese Agosto de 1972 la seguridad social de mi país no pudo atenderme en un hospital de ellos, por carecer del especialista, en este caso un neurocirujano.

En el relato de cada mala praxis agrego temas afines y conexos a ello...

 

Primera mala praxis.- Tiempo después, en 1973, ya en Lima, la Seguridad Social asume nuevamente mi caso y eso fue por una publicación periodística en el diario "Extra" y fui internado en el hospital Rebagliatti, en donde fui operado de una ulcera de cubito y luego un fisiatra de dicho hospital me indica un soporte ortopédico con “apoyo isquiático”. b

Ver: ../gente.htm

 

Allí se da la primera mala praxis o negligencia médica ya que ese tipo de soporte nunca debió indicárseme, el apropiado era un soporte con banda pélvica. El apoyo isquiático de esos soportes, como su nombre lo indica, se apoya en el hueso isquion, de allí es que después de un buen tiempo de ejercicios se produjo un absceso y luego la ulcera de cubito que fue operada varias veces. Los pacientes con paraplejia no tenemos sensibilidad normal, de modo que el apoyo de esa banda metálica en el isquión, provocó el primer problema. ¿Acaso ese fisiatra de la seguridad social ignoraba esto? Un profesional del primerísimo hospital del país... Años después, un fisiatra me dice: "Lo que debieron indicarte es un soporte con banda pélvica y no con apoyo isquiático, te malograron"

Ese problema de la ulcera isquiática me acompañó por muchos años, alrededor de los años 90, fue cuando a un cirujano que entonces  me operó por Padomi, le supliqué que por favor ingresara a sala con un traumatólogo, que mi problema estaba en el hueso, por eso es que esta herida una vez operada recidiva frecuentemente, no obstante que tenía mucho cuidado. Le dije que extrañamente no tenía heridas en otro sitio, que solo ese lugar recidiva y después me enteré que era porque el problema estaba en el hueso isquion, el cual debería ser tratado, limado o intervenido por un traumatólogo, de tal manera que la zona interna quedara limpia de infección, pero no fue así, aquel cirujano me dijo textualmente: “A mí me ordenaron hacer una plastia y punto, eso haré”. Este caso tiene una historia que conozco y es un escándalo de la forma cómo se inició PADOMI y lo que aún hay allí.

Esa cirugía fue realizada en el sótano del edificio de Arenales cuadra 14 y extrañamente el post operatorio fue en el Hospital "Hipólito Unánue" (Bravo Chico), que no pertenece a la seguridad social, fui llevado por una ambulancia de noche a ese nosocomio. ¿Muy extraño, verdad? Lo mismo sucedió con muchos otros pacientes que fueron operados y trasladados en las mismas condiciones. Lo correcto hubiera sido ser intervenido por un cirujano plástico y un traumatólogo, en un quirófano de la seguridad social y convalecer en un hospital de la seguridad social, pero no fue así. ¿Por qué? La respuesta deben tenerla los funcionarios de EsSalud, los que conocen de estos contratos y también quienes manejan adquisiciones de medicinas, insumos, etc.

 

Bueno, el problema en sí en 1973 fue el soporte ortopédico mal indicado, salió publicado en Enero del 2004 en la  revista “GENTE”, por ello la seguridad social me llamó por teléfono preguntando si conocía el nombre de aquel médico, les dije que no recordaba, pero olvidé decirles que ellos lo saben perfectamente, porque ellos tienen mi historia clínica, ¿obvio, verdad? ¿Por qué estaban preocupados en saber si recordaba el nombre? 

Esa historia está en el hospital Rebagliatti, donde en los años 70 otro médico tuvo la ligereza y abusiva decisión de expulsarme, diciendo así: "Tú te vas de este hospital, no te opero, necesito esa cama para uno que produce”. Increíble, así sucedió y al día siguiente una ambulancia me retornó a mi domicilio. ¿Cómo puede un médico expresarse así? ¿Para uno que produce...? Si recuerdo su nombre y apellido... y está en el partido de una persona muy importante... lo que le espera a Perú si es elegida esa persona...

El año 2001, la herida del isquion no sanaba y entré en un estado febril extraño, llamamos a STAE y vinieron una doctora y una enfermera, también recuerdo sus nombres, quienes solamente me recetaron Paracetamol y a la segunda vez que les llamamos, ya que tenía vómitos, problemas intestinales y fiebre altísima, volvieron a recetarme paracetamol, diciéndome " no molestes por pequeñeces".

Al día siguiente, en Febrero del 2001, fui internado por mi familia de emergencia en el hospital Almenara con sepsis (¡vaya pequeñez!), estuve hasta el mes de mayo del 2001, sometido a varias operaciones, una de ellas la extracción de parte del fémur derecho y 5 limpiezas quirúrgicas pélvicas, dos meses de alimentación enteral, 12 unidades de sangre, etc., etc. Casi muero, me salvé providencialmente ya que en almacenes encontraron "de casualidad”, una bomba para alimentación enteral, pero eso fue por la fuerte presión que mi familia hizo, de otro modo ahora no estaría escribiendo estas líneas, "encontraron misteriosamente" esa bomba de alimentación enteral y me salvé. Esto parece el guión de una película de terror, pero me sucedió a mi.

El año 2005, fui intervenido exitosamente en el hospital Almenara, aunque después de muchos años, por un eficiente cirujano (cuyo nombre no deseo colocar aquí para no mezclarlo con las deficiencias, pero se sus nombres y apellidos de todos y cada uno de los involucrados), este eficiente cirujano logra por fin cerrar por siempre esa herida del isquion, para ese entonces ya no tenía el foco infeccioso que era la osteomielitis, originado por la presión de aquel soporte ortopédico indicado por un fisiatra del Hospital Rebagliatti de la Seguridad Social de Perú, esa es la razón de un largo problema y de la sepsis del 2001, una osteomielitis que derivó en sepsis y casi me lleva a la tumba, salvé la vida gracias a los cuidados del personal médico y paramédico de Cirugía reparadora y quemados del Hospital Almenara.

 

Segunda mala praxis.- El año 1981, específicamente el mes de noviembre, asistí a una clínica del seguro, en ese entonces muchas clínicas trabajaban para el seguro, allí lamentablemente fui objeto de una nueva mala praxis, al colocárseme una sonda de Foley, el globo de dicha sonda fue inflado estando en uretra, resultado una lesión uretral y sepsis, ya que la infección urinaria que tenía se regó por mi organismo a través de la vía sanguínea, estaba con una litiasis vesical, fui llevado a cuidados intensivos y sometido a una dosis masiva de antibióticos (gentalyn, intropin, etc). Salvé la vida debido a mi fortaleza, medicinas  cuidados intensivos. Fue terrible pero lo superé, estaba joven, contaba con 38 años. Perdí el oído derecho y el izquierdo está en 40%.

Pero veamos más consecuencias. El año 2008, pude ser internado en el Servicio de Urología del Hospital Almenara, después de dos años y tres meses de espera y un enérgico reclamo a la Defensoría de EsSalud y recurrir a los amigos, ingresé para ser operado de un divertículo uretro escrotal, que según un urólogo de dicho hospital no requería operación, así de sencillo, no querían operarme y hasta un abogado de la Defensoria del Asegurado me dijo: "Si no le atienden bien, pues ¡mala suerte...!." ¡Qué manera de defendernos! En dicho divertículo estaba alojada una piedra o lito de aproximadamente 3 x 2 cmts. Aún estoy sorprendido al recordar lo que decía aquel urólogo del Hospital Almenara, que esto no requería operación, que si no me molestaba debería quedar así...También se su nombre y apellido y tiene negocios de diálisis con la seguridad social

.

Ese divertículo se formó debido a la lesión en la uretra del año 1981, en que inflaron el globo de una sonda de foley estando en uretra, en una clínica de la seguridad social y es que en aquella oportunidad, lo único que hicieron fue salvarme la vida y liberarse de cargos, no solucionaron el problema de la lesión uretral, la cual definitivamente degeneró años después en el divertículo uretro escrotal, justamente a la altura donde se produjo la lesión uretral.

 

Sigamos..., esa larga espera de mas de dos años (2006 - 2008) y las idas y venidas para pasar por tres urólogos quienes me pedían pruebas radiologías, riesgos quirúrgicos, consultas a neumólogo por supuestos signos de enfisema en las radiografías y todo el problema, transcurrieron más de dos años, tenía que movilizarme desde Comas hasta Lima, hacer sala de espera y trámites administrativos,  ocasionando que en la región peri anal se formara una ulcera que ocasionaba problemas en mi vida diaria. Eso sucedió en Marzo del 2008.

El año 2009, el 26 de Enero, fui hospitalizado en Cirugía Plástica y quemados del hospital Almenara e intervenido por un eficiente equipo de cirujanos plásticos, con un colgajo en la región peri anal, operación de la que estoy actualmente en convalecencia y cicatrización. Fui dado de alta el 5 de Febrero del 2009.

 

Tercera mala praxis.-   El día lunes 27 de Octubre del 2008, aproximadamente a las 5 de la tarde, un enfermero de PADOMI, tenía que cambiar un catéter uretral (sonda de Foley).

 

En el proceso de colocación de dicha sonda, el paramédico supuestamente termina dicho acto, pero no salía orina por  la sonda y me dice que no me preocupe, que todo está bien; a nuestra insistencia, ya que le decíamos que dicha sonda no se encontraba bien colocada y el globo había sido inflado en uretra, procede a desinflar el globo e inmediatamente empieza a fluir sangre por el meato. Efectivamente, era evidente que la sonda había sido mal instalada y el globo había sido inflado con 15 cm3 de agua, pero en la uretra, con ello produjo una lesión en dicho lugar y la consiguiente hemorragia. Me llené de temor, dije: “esta vez no resisto”. menos mal no tenía infección urinaria, ya que de haberla tenido se hubiera desencadenado una sepsis, es decir una infección generalizada por medio de la sangre al sistema circulatorio.

Inmediatamente el enfermero reporta a Urgencias, (Teléfono 411-1000), pero de allí le dicen que no pueden apoyarle ya que se encontraban saturados y que mejor me vaya al hospital Marino Molina de Comas, a donde llegamos a las 5.45 p.m., allí nos ausculta un cirujano en Emergencia y al tratar de colocar una nueva sonda, nos dice que es imposible hacerlo (?), el sangrado continuaba, que mejor vayamos a un especialista, es decir a un urólogo, en este caso del Hospital Sabogal, por lo que nos transfiere a dicho hospital. El “hospital” Marino Molina en el cual me encontraba, no cuenta con especialistas, no obstante que el distrito de Comas cuenta con más de medio millón de habitantes. No me colocaron vía alguna, mucho menos me dieron algún coagulante, es decir lo único que hicieron es llamar una ambulancia a STAE y hacerme esperar por cuatro horas.

Esperamos por cuatro  horas en una silla de ruedas, sin atención alguna, sangrando interiormente, ahora lo se, por la sangre acumulada en vejiga y que se notó después, por la cargada hematuria durante dos días. Estuve allí hasta pasadas las 11 de la noche en que llegamos al hospital  Sabogal, donde felizmente la Dra. Lucietta Toledo, uróloga en Emergencia, consigue instalar correctamente la sonda de Foley e indica antibióticos, vitamina K y analgésicos. Era lo correcto, pero eso sucedió recién después de 6 horas de ocurrida la lesión, retorné a casa pasadas las 12 de la noche, durante todo este tiempo el servicio de Padomi no se ha preocupado en lo absoluto para hacer un seguimiento o monitoreo de lo ocasionado por un personal de su servicio.

 

Hasta aquí solo estamos destacando las tras malas praxis destacadas y la ineficiencia de la seguridad social:

1.- 1972. Hospital Manuel de Torres Muñoz. Al ser llevado a un Hospital de la Seguridad Social no había neurocirujano, el especialista que hubiera podido ayudarme oportunamente ante un TVM D8 (traumatismo vertebro medular a nivel dorsal 8). De haber sido intervenido a tiempo mi realidad hubiera sido otra, el daño neurológico hubiera sido menor.

2.- 1973. Hospital Rebagliatti. Indicación inadecuada de soporte ortopédico con apoyo izquiático, debió ser con balda pélvica, según después nos lo señala la Dra. Adriana Rebaza Benavente, amiga nuestra y destacada profesional en rehabilitación. La lesión producida, devino en una sepsis por osteomielitis 2001. Alimentación enteral dos meses, 12 unidades de sangre, etc.

3.- 1981. Clínica de Seguridad Social de entonces. Lesión uretral por mala colocación de sonda de Foley, inflando el globo en uretra. Cuidados intensivos, dosis masiva de antibióticos, gentalyn, intropin, etc., pérdida total de oído derecho y 60% oído izquierdo, devino en un divertículo uretro escrotal operado el 2008 en el Hospital Almenara.

4.- 2008. Servicio Padomi. Nueva lesión uretral por mala colocación de sonda de Foley, inflando globo en uretra (15 cc. agua). Hemorragia y actual dificultad para colocación de sondas cada diez días. Deficiente atención de emergencia en el Hospital Marino Molina de Comas. La pregunta es: ¿Qué sucederá en el futuro? Creo que EsSalud debe enmendar lo sucedido y tomar cartas en el asunto, para prevenir lo que pueda suceder. Ya hay antecedentes... y aún estoy vivo. Pregunto: ¿Cuántos errores de la seguridad social están ya en las tumbas?

 

Pero a lo largo de estos 37 años he tenido una serie de inconvenientes:

 

1.- La gravísima ausencia de especialistas en un hospital como el "Manuel de Torres Muñoz" de Mollendo.

2.- Fui expulsado por un cirujano plástico en los años 70 del hospital Rebagliatti, argumentando que esa cama era necesaria para uno que produce.

3.- Años 80 solicité cirujano plástico y traumatólogo para una intervención quirúrgica extraña en el sótano del Edificio Arenales y llevado posteriormente a un hospital de MINSA, Se me negó la presencia de traumatólogo, si esto hubiera sido posible se hubiera detectado la osteomielitis, que avanzó día a día hasta el año 2001 en que a consecuencia de ello sufrí una sepsis, casi muero en el hospital Almenara donde me salvaron la vida tras dos meses de alimentación enteral.

4.- El año 2001 me dieron una medicina equivocada cuando me encontraba en el policlínico Grau, fui rápidamente llevado al Hospital Almenara donde entré en sepsis.

5.- El año 2008 me extrajeron de un divertículo uretro escrotal, una piedra  de aproximadamente 3 x 2 cmts., después de un enérgico reclamo a la Defensoría de EsSalud ya que no querían ni internarme ni operarme, argumentando que no era necesario.

6.- El año 2001, una doctora y una enfermera en una ambulancia de STAE se negaron a hospitalizarme de emergencia, no obstante presentaba un cuadro de sepsis, al día siguiente fui llevado por un familiar e internado de emergencia con la sepsis descrita líneas arriba.

7.- La ineficiente atención de emergencia del Hospital "Marino Molina" de Comas.

8.- A raíz del problema de Octubre del 2008 no se han preocupado por averiguar mi estado ni hacer un seguimiento de la lesión uretral, esa es mi actual preocupación.

 

Ahora, reitero, estoy reponiéndome de la última operación que fue realizada en Cirugía Plástica y quemados del Hospital Almenara, un colgajo en la región peri anal, fui dado de alta el 5 de febrero del 2009, pero ahora necesito ser atendido en referencia a la última lesión uretral de Octubre del 2008, pero no me expondré nuevamente a los trajines que exige EsSalud. Esta vez, debido a que esto es producto de una mala praxis de un personal de EsSalud, exijo ser trasladado a consultas, evaluaciones e internamiento en una ambulancia de EsSalud y no exponer mi cuerpo a nuevos maltratos; a mi familia a trámites,  salas de espera, porque no tienen por qué sufrir, distrayéndoles de sus ocupaciones, toda vez que, reitero, esto fue ocasionado por EsSalud, no es una patología adquirida, es una lesión producto de una mala praxis.

 

Por todo lo expuesto anteriormente un abogado me sugiere que inicie una acción penal y que exija reparación civil, toda vez que mi Proyecto de vida fue frustrado, hoy debería tener esa uretra sana, no habérseme extraído el fémur derecho, o en todo caso tener allí una prótesis, ello me permitiría bipedestar y no estar permanentemente en cama, ya que a eso me condenó EsSalud con sus descuidos y malas praxis, no habría perdido el oído, es decir todo cuanto he logrado ha sido de forma heroica, sobreponiéndome a los problemas ocasionados por descuidos, mala praxis y negligencias. Actualmente me dedico a escribir un segundo libro, a componer música (lo hago desde niño), pero todo con heroicidad, no con la facilidad que tendría si pudiera bipedestar, oír correctamente y tener una uretra sana.

No puede un paciente ser expulsado de un hospital bajo argumentos de no producir ¿o si?; no puede negárseme ser trasladado a un hospital si estoy en un proceso de sepsis; no puede negárseme una cirugía apropiada e integral y solo hacer un parche en mi cuerpo, exponiéndome, tal como sucedió a males peores; ni puede de manera reiterativa sufrir malas praxis en una zona utretral, exponiéndome a mayores riesgos; no puede atosigarse un organismo con miles de pastillas solo por brindar un servicio precario y solo cuando uno está grave, darle servicios excelentes, gravedad ocasionada por Uds. mismos.

En mi caso, la Seguridad Social en Perú "parchó", "remendó", no dio una solución integral, me atendió dando soluciones momentáneas, pasajeras, para salir del apuro y "que pase el siguiente"... Sería ideal cambie esos protocolos sanitarios de "trinchera" e implemente verdaderos hospitales a lo largo y ancho del país.

 

Hace dos días me llamaron de Huancayo, un familiar de un joven que sufrió un traumatismo vertebro medular, pero allí en Huancayo hay un hospital de EsSalud donde no existe un especialista para operar a dicho joven, es decir un neurocirujano. Eso mismo me sucedió el 6 de Agosto de 1972 en un hospital de EsSalud en Mollendo, dicho hospital hoy el 2009, sigue en las mismas condiciones.

Las conclusiones las sacarán Uds. mismos, como también los múltiples lectores de esta y muchas páginas web que he levantado y seguiré subiendo mientras tenga vida. La población, especialmente los asegurados, deben saber cómo funciona EsSalud, cómo funcionó durante tantos años la seguridad social en Perú y requiere urgentemente una saneada administración, para de esa manera cumplir con el propósito constitucional que le corresponde, al margen de lo que corresponde al respeto a los derechos humanos,  en particular a las personas con discapacidad, al amparo de la ley 27050.

Pero, aun cuando sea atendido por EsSalud, solo me queda el sabor de que las cosas se solucionaron por mis reclamos y que nada de lo sucedido se hubiera dado si el sistema de seguridad social fuera correcto, pero ya sucedió y soy una de las miles de víctimas de un sistema precario que tal vez se repita en muchos lugares del país.

No obstante lo difícil y heroico de esto, tengo tiempo para sonreír y abrazar a mi familia, ya que ahora es la única razón para seguir viviendo, en algún momento quise interrumpir mi vida, pero aquí estoy, todavía con la oración en mis labios cada día, doy gracias a Dios por darme un día más de vida, de hacer las cosas buenas que puedo en esas horas, de ver sonreír a los demás, de tener las fuerzas para resistir y de perdonar, porque debo tener una gran capacidad de perdón para esas personas a quienes conozco y recuerdo por nombres, cada uno de los médicos y enfermeros y cada de una de las enfermeras.

La vida ahora no me es fácil, los dolores son terribles, sobre todo en la zona pélvica y vesical, pero cuando veo a mi rededor tanta injusticia, tanto dolor causado a miles de peruanos, por la desidia del sistema para cumplir con decencia lo que corresponde, me armo de valor y sigo luchando y escribiendo. Esta pagina será subida a múltiples servidores y se convertirá en una pagina emblemática, en un icono de lo que debe ser una "cultura de reclamo" e incentivar a que todos sepan hacerlo, aprendan a redactar, a conocer sus derechos y utilizar argumentos válidos para recuperar la dignidad y una invocación a quienes son los llamados a darnos calidad de vida,  pues cumplan con su deber.

Por eso es que solicito ahora una atención adecuada, no arriesgaré nuevamente mi integridad, para estar en esas idas y venidas, esperas y reiteraciones que ocasionen lesiones a mi cuerpo, por otro lado lo que reclamo es consecuencia de una mala praxis no de una patología adquirida. EsSalud debe asumir su responsabilidad y atenderme de la mejor manera para pro lo menos esta vez proporcionar seguridad y calidad a mi vida.

Para colmo para todo esto se me indica sondas de foley Nº 20 y en farmacia del Padomi me dan de triple vía la cual se obstruye rápidamente, no me dan hasta ahora por varios meses consecutivos TRAMADOL, para la terapia del dolor, así que debo  soportar los dolores; no dan bolsas colectoras de orina, uno tiene que comprarse sondas, bolsas, es decir es una calamidad el servicio que supuestamente dan. Hoy estamos a 19 de Octubre del 2010, he solicitado a la Secretaria Sra. María Peña Jiménez, audiencia con el Dr. Félix Ortega Álvarez, actual Presidente Ejecutivo de EsSalud, no tengo aún la audiencia solicitada, he sido llamado de parte de la Defensoría del Asegurado de EsSalud, pero solo para decirme ya le atenderemos, ya le atenderemos...

No es posible que esto continúe así, debe haber una solución antes que muera, como sucedió con miles de asegurados, cuyos reclamos terminan en la tumba... yo no permitiré eso, haré algo si es posible desesperado pero lo haré... a eso nos empuja la desidia e irresponsabilidad de quienes dirigen y trabajan en EsSalud y son pagados copn los aportes de millones de asegurados del país. ¡Esa es la verdad!

 

Jorge Paredes Romero

DNI 10380914

Lima Perú

Telef.: 5410296

998562797

Contactar con Jorge

Jorge siempre en cama, pero sonriente ante su herramienta de proyección.

     
 

En conclusión:

Solicito ser visitado por personal administrativo, legal, asistencial y trabajo social en mi domicilio, ESTOY PERMANENTEMENTE EN CAMA, aquí ser evaluado y escuchado y entonces pueda EsSalud proceder conmigo de la mejor manera y darse cuenta que a mis 67 años de edad soy una persona valiosa, útil, lúcida, proyectiva y de buena lógica, que mi vida pudo ser mejor, mucho mejor, pero mi vida integra fue truncada, no por el accidente sino por lo que la Seguridad Social dejó de hacer y por lo que hizo mal en mi caso.

Todo lo que pensé después del accidente, lo que consideré un hermoso proyecto de vida. Reitero, después del accidente tenía confianza en mí, pero la institución llamada a protegerme me descuidó, me desamparó, como sucede con miles de asegurados en el país y a consecuencia de ello, no del accidente quedé sordo, no puedo bipedestar y mi cuerpo ha quedado frágil lo que no hubiera sucedido si la atención de ellos hubiera sido la adecuada.

Que se de curso total y solución definitiva a la queja enviada a la Defensoría del Asegurado de EsSalud, cuyo acuse de recibo está en el enlace de abajo y que requiere ser atendido en su totalidad. No que se quede en esa respuesta tímida y justificativa y no solucione lo reclamado, el problema subsiste y tendrá efectos lamentables en su momento. ¡Eso espera EsSalud?

 

Jorge Paredes Romero

DNI 10380914

Lima Perú

Telef..: 5410296

998562797

Contactar con Jorge

Carta respuesta Defensoria del Asegurado de EsSalud

Hoy es 7 de Mayo del 2014 y aun no me ha citado EsSalud para siquiera darme una explicación de por qué no me han evaluado o recibido en audiencia para que me den por lo menos una explicación de qué han hecho respecto a esta negligencia Porque surge la pregunta ¿Cuántos casos hay así que jamás han sido resueltos, explicado o por lo menos pedido disculpa; es probable que esos casos estén fallecidos

 
 

Actualizado al 7 de Mayo del 2014