Paquetes Publicitarios Internet para empresas, paginas amarillas peruanas, publicidad economica eficaz, gratis, negocios tiendas, profesionales, oficinas, peluquerias, hosting, web, subdominios, Lima, Peru, Directorio de empresas y profesionales en Peru, hoteles, hostales, transporte de pasajeros, clinicas y hospitales, colegios, institutos de enseñanza superior, agencias de viajes y turismo, fiestas infantiles, florerias, salones de belleza, restaurantes, bazares, zapaterias, contadores, abogados, medicos, abarrotes, discotecas, distribuidoras, abogados actores, administracion ventas, atente, deportivo, agricultor, agronomo arquelogo, arquitecto, artesano, artista, asesores, legales, asistenta social, astrologo, auditor, barman, biologos, bomberos, cardiologo, carnicero, carpintero, cerrajero, cirujano, comerciante, computacion, comunicacion, audiovisual, comunicacion social, consejero, constructor, consultor, contabilidad, contable, contador, cosmeticos, cuidador, decorador, dentista, derecho, dermatologo, deshollinador, detective, dibujante, dietista, diseño, digital, economia, economista, electricistas, enfermero, enfermeras, tecnicas, entrenador, escultor, esteticas, exportador, fabricante, farmaceutico, farmacias, filosofo, fisioterapia, floreria, fotografo, funeraria, gastronomia, geometra, grabador, guia interprete, heladero, imprenta, informatica, ingeniero industrial, mecanico, agronomo, inmobiliaria, investigador, jardinero, joyeria, maestros, mago, mantenimiento, marketing, masajista, medicos, minero, modelo, modista, musico, negocios internacionales, niñera, notario, nutricionista, obstetra, oftalmologo, operador, optica, orquesta, ortopedica, panaderia, panadero, pastelero, pedicuro, peluquero, periodista, pintor, pirotecnico, policia, procurador, profesor, psicologia, psicologo, psicoterapeuta, psiquiatra, puericultura, relojero, reparaciones, restaurador, secretaria, secretariado, soldador, subastador, taxista, oficina, tecnico diseño grafico, tecnicos, telecomunicaciones, topografo, traductor, transportes, transportista, urologo, vendedor, venta publicidad, veterinario, visitador medico, zapateria, zapatero

Mensajes de esperanza a Peru Jorge Paredes Romero Periodista humanista Pagesworld, les pages du monde, die Seiten der Welt, le pagine del mondo, sidorna i världen, paginile din lume, Asesoria para empresarios, profesionales y tecnicos, tengan su web, con alojamiento y posicionamiento SEO, publicidad economia eficaz buscadores mundiales hosting web

Federación de periodistas de Perú FPP

 

Recobremos el país y los valores Comentarios realidad Peru Mollendo periodismo colchon antiescara agua, sociedad latina, mollendo, paginas peruanas, aduspe, usuarios, periodismo Comentarios realidad peruana Jorge Paredes Romero periodista peruano, Mollendo, Lima, Peru, política, salud, educación, trabajo, pobreza, seguridad social

website counter widget  

 counter widget

 
 

 

Respondiendo a la pregunta muy puntual de un lector y amigo, y por razones muy personales de transparencia, dedicaré ahora un espacio para escribir de manera muy sucinta, una resumida memoria, apenas un esbozo de mi vida, entre estas líneas intercalaré lo que siempre soñé para mi país y ahora para mis hijos. Como dice el título esto es apenas un esbozo, iré ampliando día a día, aunque tengo regado por la red muchas páginas sobre temas que tienen que ver con mi vida, iré compilando y agregándolo aquí... Vivo con mi familia en una casa donde residen dos familias, de modo que siempre estoy acompañado...

 
     
 

 

Un esbozo de mi vida

 

 

Jorge Paredes Romero

Periodista y humanista peruano

 

Nací el 26 de Agosto de 1943 en la ciudad de Arequipa, para ser más exacto en el hospital Goyeneche, mi padre fue Guillermo Paredes, fallecido a los 73 años, el 30 de Noviembre de 1980 en Lima, mi madre Doña Paula Romero, arequipeña, 88 años de edad, ama de casa, pequeño comerciante, vive en Lima actualmente. Esto es apenas un esbozo, en algún momento ampliaré ciertos detalles.

 

Papá Guillermo de 35 años, 1938 Mamá con tía Feli 1969 De un año (1944)
     
Con mamá Paula el año 1995 en nuestra casita Mamá Paula 2016 de 88 años De cuatro años (1947)

 


Los primeros cinco años de vida los transcurrí en la casa de mis padrinos, los esposos Flores Barrón: Mamita Alicia Barrón y Don Máximo Flores, en la calle Mercaderes, Arequipa, quien tenía una empresa funeraria. Tengo vagos recuerdos de esos días, por ejemplo unas ropas de color celeste, una especie de conjunto, con el que solía estar en un balcón desde donde veía todo cuanto sucedía por esa calle muy transitada, me refiero a la calle Mercaderes, por allí pasaba mucha gente, carros, soldados a caballo, carros policiales, he sido testigo de balaceras, ocasiones en las que mi madrina me ponía a buen recaudo en los salones interiores de aquella hermosa casa. Los recuerdos de ellos es nítido aunque muchos no lo crean, para un niño de cinco años es posible. Era una familia de gustos muy refinados, con un hermoso piano, alfombras y cortinajes de gasas muy finas, servicio de plata, como reitero una familia muy especial. Hace algunos años visité a su hijo el Dr. Alberto Flores Barrón famoso Notario en Lima.

Gral. Manuel A. Odría 1948



Hubo un cambio en mi vida, justamente a raíz de la revolución de Arequipa el 27 de octubre de 1948, del General Manuel A. Odría, quien encabezó la “Revolución Restauradora de Arequipa” para derribar al presidente José Luís Bustamante y Rivero, lo que consiguió y se quedó en el gobierno hasta el 28 de julio de 1956 (el ochenio) en que por elecciones resulta elegido Manuel Prado, personaje de historia muy oscura, ya que su padre fue quien huyó a Europa llevándose dinero colectado con mucho esfuerzo, aun de niños que donaban su alcancía, ese dinero era para armar a Perú en la Guerra del Pacífico contra Inglaterra y Chile, cosa que nunca pudo concretarse, demás está decir porqué.

Pues esa revolución de 1948 motivó que por la calle Mercaderes arremetieran soldados armados hacia la Plaza de armas, con las consiguientes balaceras, ello hizo que mis padrinos me entregaran a mi familia paterna, quienes vivían por el Mercado San Camilo, por eso es pasé a residir un tiempo en Alto de la Luna, hasta que otra revolución hizo que me trasladaran al entonces Puerto de Mollendo el año 1950, de modo que fueron las revoluciones las que me llevaron de aquí para allá, hasta terminar en Mollendo un puerto floreciente y aun  activo en esos años.


Era mediados de Junio de 1950, el doce para ser exacto, mi primo hermano Jorge Pacheco Paredes a quien le decían “Suncho”, estudiante del Colegio Independencia, era uno de los protagonistas de la revolución de 1950 en Arequipa, una de tantas, tiempos de balaceras y barricadas. Todo se originó en el Colegio Independencia, donde estudiaba Jorge Pacheco Paredes, allí los alumnos se declararon en huelga exigiendo mejoras materiales, cambio de métodos pedagógicos y la renuncia del director y se pronunciaron contra el entonces Prefecto de Arequipa Daniel Meza Cuadra, por ello es que Meza Cuadra ordenó que la policía rodeara el Colegio Independencia donde los alumnos se habían atrincherado y se defendían con piedra y palos, frente a las balas de la policía, es allí cuando los padres y los trabajadores del Mercado San Camilo acuden en su defensa con machetes y cuchillos. La calma volvió con la renuncia del personaje en cuestión.


Si cuando vivía en la calle Mercaderes, una calle signada por las revoluciones como lugar de balaceras y por ser peligroso, y por esa razón me trasladaron a la calle Alto de la Luna, lamentablemente allí también hubieron balaceras por la cercanía del mercado San Camilo, a escasos 15 metros de la casa familiar, además a mi primo lo buscaban, entonces ese domicilio se tornó peligroso, de modo que me trasladaron a Mollendo, a la casa de la Sra. Josefina Paredes de Najarro, hermana de mi padre y esposa de Don Juan Najarro Revollar, a quien más se le conoció como el Gato Najarro, con ellos, mis padres adoptivos, crecí y estudié hasta Diciembre de 1962, en que terminé la secundaría, y fue así, porque tuve que repetir el quinto, luego de haber servido por un año en el ejército peruano, Tercer CIR, Cuartel Salaverry de Arequipa.

      

Con mi tío Juan 1953 de 10 años 10 años Mi padre con tía Chepa       Con tío Juan

 

John Mis tíos Juan y Chepa Casa de la familia de Mollendo
     
Mi padre tocando piano 1973 Mi padre y mi tía Chepa Mi prima Lourdes Najarro Parees
     

 


He tenido la vida de un niño que vivió muchos años sin padres, los conocí ya de 30 años, luego de accidentarme, muy poco es lo que he vivido cerca de ellos, ya que el año 1973 pasé a vivir con mi madre y hermanos de madre hasta el año 1980, exactamente el 30 de agosto de 1980 en que me independicé y empecé a vivir dedicado a estudiar y crecer espiritualmente. Creo que ello permitió que mi padre se diera cuenta que yo podía vivir en adelante solo y antes que él fallezca le ví tranquilo y pudimos despedirnos con mutuo perdón, con una oración y un abrazo. Él falleció el 30 de noviembre de 1980

Todo cuanto he visto con mis padres, me ha permitido darme cuenta que también fueron víctimas de este Sistema, y ello en cierta manera me condenó a no tener la dicha de un hogar y una familia normal, pero recibí buena educación y la guía de Maestros muy sabios y con mil conocimientos, de modo que atesoré muchas riquezas en mi niñez y adolescencia, con buenos Maestros, sobre todo leyendo y siendo autodidacta, que es lo que hasta ahora practico y me ha permitido tener abundantes conocimientos. Además recibí formación musical, de inglés y también de Mística con Maestros orientales que llegaban de vez en cuando a Mollendo, en los barcos que los traía de ultramar.

Mi madre quedó huérfana muy niña, sus padres fallecieron en un incendio y ella con sus hermanas fueron criadas por mi madrina Alicia Barrón, hasta unos años después que yo nací, mi padre quedó huérfano de madre a los 36 años, y vivía solo en Arequipa, siempre vivió así, hasta la  fecha de su fallecimiento; viajo por Argentina, Chile, donde estudió piano en el conservatorio Nacional de Música y en Argentina publicó libros en la Editorial Kapelus y en el 1973 dio una vuelta al mundo.

 

Mi padre ya falleció, luego de haber tenido conmigo muchos encuentros agradables y haber limado todas las asperezas. Mi madre aún vive, en algún momento festejamos su cumpleaños 89. Nunca me resentí con , creo que lo que importa es que al fin los conocí y llegamos a ser amigos, recuerdo horas antes de fallecer mi padre, pudimos orar y darnos la mano con la pregunta, ¿Padre, tienes algo contra mí? – No hijo – Yo tampoco padre y nos abrazamos, oramos y nos despedimos.


De toda mi edad, fueron 5 años donde mis padrinos, uno donde mi tía Mercedes y trece años donde tía Josefina, hasta el año 1962 en que empecé a vivir de manera independiente a los 19 años de edad.


Pero recordemos, ya en Mollendo el año 1951 estudié en primer grado de primaria en el Colegio “San Vicente de Paúl”, luego de haber sido evaluado, mis conocimientos correspondían a un estudiante del tercero de primaria y me pusieron en el aula de Madre María Rosa, del 3er. grado, pero los estudiantes eran mayores y en el recreo me golpeaban (Bulling), pasé al aula de la Srta. Carmen del 2do pero sucedía lo mismo y me quedé en el primero con la Srta. Julia Pio, donde me aburría, porque todo cuanto enseñaban ya lo sabía, ya tocaba piano y era muy inquieto. Todo ello me ocasionó problemas, fue terrible, el haber aprendido en casa todas las operaciones, leía correctamente, buena letra, pero todo eso me trajo problemas lejos de ayudarme, sobre todo el bulling, de allí que considero que es mejor no apresurar los aprendizajes, mejor es dejar que todo siga un curso normal.

Por ejemplo creo que el aprestar tempranamente a los estudiantes de educación inicial hacia la lecto escritura y el cálculo los angustia, esa edad es para jugar, es la etapa lúdica y se debe respetar, transgredirla ocasiona traumas que dificultarán sus estudios primarios y secundarios, recién a los 6 ó 7 años es la edad precisa para que automáticamente el niño desea calcular, leer, escribir, etc., de allí que hablarle antes de esos temas resulta angustiante y traumático, todo lo que quiere el niño es jugar, eso necesita, a través de ello aprenderá muchas cosas como socializarse, observará reglas, apreciará colores, sonidos, etc. y todo ello le aprestará para madurar paulatinamente, con ese bagaje será un buen estudiante.

Mis recuerdos en la familia me llevan a pensar mucho en los paseos a Las Lomas, Catarindo, Tintayani, Guerreros, Caballo Blanco, con mis tíos Juan y Chepa, mi prima Lourdes y nuestro perro Rapper, otras veces con la familia acampábamos en hermosos lugares, donde nos dejaba un taxi y luego nos recogía en el atardecer. Así eran también nuestros paseos a la playa, o bromear en casa con Lourdes Najarro Paredes mi prima hermana, cuatro años mayor, quien ahora se encuentra en el extranjero. Esos años tuvieron su lado oscuro que los he relatado en otro lugar, pero solo diré que no fue tan halagadora, fui algo así como un sirviente, mas nunca un miembro de la familia.

 

    

Mi padre, tía Mary y John su nieto 1973                          Con mamá Paula el año 1995 en nuestra casita


Conocí por esos años a Mamita Mecha, a Tía Mary hermanas de mi padre, pero no conocí a papá, quien sabía se encontraba en Lima, ni a mamá. Los conocería a los dos algunos años más tarde, como también a muchos hermanos por parte de madre, todos menores, tres de ellos ya fallecieron: Eduardo, Alejandro y Roberto.


Culminé la primaria el año 1955, en el Centro Escolar 961, con el profesor Manuel Guzmán y mi primo, también profesor, Napoleón Bernedo. Antes estuve en otros colegios, Salesianos y Experimental de Arequipa, en Palacio viejo, donde conocí a Don Benigno Ballón Farfán, insigne músico arequipeño, también a varios de sus hijos Roberto, Pepe y nietos, ya que pasaban la temporada de verano también en la casa familiar de Mollendo, Comercio 752.


Más tarde conocería también a Don Aurelio Díaz Espinoza, otro insigne músico arequipeño, autor de la música del Himno de Arequipa, padre de Javier Díaz Orihuela, político de Acción Popular, llegó a ser senador de la república y Jaime Díaz Orihuela pianista connotado, a quienes conocí con sus otros hermanos, en los veranos que transcurríamos en Mollendo, ellos siempre se hospedaban en la casa familiar, con sus padres y hermanos. Luego a Don Manuel Castillo Chanove y Adrian Centty, a quienes considero maestros en música.


Del mismo modo conocí a la familia Belaunde de Arequipa, a casi todos ellos, venían a casa en verano, es decir la temporada veraniega, esa era la forma cómo llegué a conocer mucha gente relacionada con la política, tanto de Perú como extranjeros que venían a casa o se relacionaban con la familia, por el trabajo de mi tío Juan, quien laboraba en la Cía. de Lanchas, The Pacific Steam Navegation Company. Recuerdo mucho a mi otro tío, Paul Schop Haussman, esposo de tía Mary, era un ingeniero suizo, muy buena persona. En Arequipa estaba tía Mercedes, a quien le decíamos mamita Mecha por ser la mayor, con sus hijos Julio Valdivia Paredes, Jorge Pacheco y Marcela Pacheco Paredes, todos ya fallecidos, profesionales y con sus respectivas familias.

El año 1959, cuando estudiaba el 4to de secundaria en el CNDV, fui invitado por el Párroco de la ciudad de Mollendo a dar una charla para los feligreses en el Salón Parroquial, fue una noche para la que me preparé y me llené de emociones, pero cumplí la tarea, fue allí donde hice una solemne promesa, que a partir de ese momento lucharía contra la injusticias en Perú y lo he cumplido desde entonces, para ello ya había iniciado mi labor periodística, fundé el semanario "La Razón", fue justamente por eso que fui invitado a dar esa charla, a raíz que el Padre Alfonso Castro, Párroco de Mollendo, quien percibió mis inquietudes y mi amor por la Justicia Social, tenia entonces 16 años de edad.


Pero sigamos con el recuerdo, ya que toda mi infancia y adolescencia la transcurrí entre Arequipa y Mollendo, aunque viajé a otros lugares, pero Mollendo era el centro de mi vida, el mes de diciembre de 1960, ya culminando el año escolar, cursaba el quinto año de secundaria en el Colegio Nacional Deán Valdivia, donde era miembro de la escolta, en fiestas Patrias de ese año, aún no había esa división de ciencias y letras. En esta foto se me ve a la izquierda de Oviedo (abanderado), en esa oportunidad yo era fusilero en dicha escolta, tenía entonces 17 años

  

En escolta del CNDV como fusilero año 1960

 

Abril 1961 (17 años y meses) 1962  (19) 1970   (27 años)



Recuerdo por compañerismo, me aliste de voluntario a la marina, me llevaron a Lima, a la isla San Lorenzo, centro de entrenamiento, mas no pasé la prueba oftalmológica y regresé al sur, y en el cruce Mollendo - Arequipa, decidí dirigirme hacia Arequipa y no a Mollendo, de allí a Juliaca - Puno, en donde estuve un par de meses como profesor particular de matemáticas, desde donde fui levado para el SMO de entonces y tuve que servir en el cuartel Salaverry de Arequipa, recuerdo el viaje en tren, desde Juliaca a la Ciudad Blanca. Lo que sucedió es que quien era el Jefe de la CT de Juliaca tenía una academia también de Matemáticas y no le gustó la competencia, me hizo levar en la calle y de esa manera eliminó la competencia.

 


Recién en Abril de 1962 retorné a Mollendo, justo al primer día de clases, de modo que me apersoné con el uniforme militar de faena, que era idéntico al comando escolar, asistí a mi primer día de clases, así es como terminé la secundaria, repitiendo el 5º, que en verdad había sido ya aprobado, de modo que pertenezco a dos promociones y así está registrado en los anales del “Colegio Nacional Deán Valdivia” de Mollendo, la de 1960 y 1962. El año 1962 fui el abanderado de la escolta escolar, tenía por entonces 19 años de edad.

En escolta del CNDV como abanderado año 1962

 

 

   

1971 en Residencial Grau 1972 en la Universidad San Agustín Arequipa



EL año 1963 ingresé a la “Universidad Nacional San Agustín de Arequipa”, mas yo deseaba estudiar Teología en un Centro Cristiano de Lima, pero mi padre y toda la familia se opuso, así que abandoné la universidad y me dediqué a trabajar desde entonces en diversos oficios, ya que no tenía estudios superiores, pero en ese entonces era posible con habilidad desempeñarse en oficinas comerciales, es así como ingreso a Donnelly en Mollendo, allí recuerdo a Tony y Frank Donnelly como también a Orams, Fairlie, y otros amigos; luego viajé a Arequipa por razones familiares y después a Ilo, Moquegua, a trabajar en una Pesquera, hasta el año 1966 en que retorné a la ciudad de Arequipa, allí trabajé varios años en Ricketts y Co S.A. Para entonces escribía correctamente a máquina, buena ortografía, letra, sacaba muy bien las cuentas  y pues era recibido para cualquier trabajo, es así como me he desempeñado en varias empresas y negocios, desde mozo de bar, cajero de restaurante, ayudante de camión, de panadería, cuentas corrientes, almacenero, costos, agrícola ganadera, hasta llegar a ser sub administrador.

 

El año 1968 retorné a mis estudios universitarios en la "Universidad San Agustín" de Arequipa y prosigo hasta el aciago 6 de agosto de 1972, en que viajaba a la ciudad de Mollendo, sufro un “accidente” en el automóvil de un amigo, con quien viajaba a esa ciudad de mis recuerdos, de mi infancia, de mis ancestros. Era el 6 de Agosto de 1972, el accidente fue en la Quebrada de Guerreros. Luego supe me llevaron al Hospital "Manuel de Torres Muñoz" de la Seguridad Social (hoy EsSalud), pero allí no había especialistas para atender el TVM D8 que era mi diagnóstico, es decir un neurocirujano, de modo que tuve que esperar contraten en Arequipa una clínica y una ambulancia de esa ciudad viniera a recogerme y llevarme a la clínica mencionada, donde me operó el neurocirujano Dr. Gustavo Rondón Olazabal. Hasta hoy agosto del 2016, en ese hospital "Manuel de Torres Muñoz" de Mollendo, brillan por su ausencia toda clase de especialistas y al Gerente regional en Arequipa años atras, el Sr. Fernando Farfán Delgado lo  consideré un enemigo de la salud para la provincia de Islay.

 
Cantando en el Cine Tupac Amaru  1975   Una entrevista en el INR
     
 
Clínica Chorrillos con tía Feli, mi prima Socorro y mi hermano Roberto   Con Meche y mi mamá 1973 Clinica Chorrilos
     
 
Clínica Chorrillos año 1973   Fraternidad FCE 1973

 


Luego de un mes me trasladan a la ciudad de Lima en un avión asistido, ya en Lima me recibe en el aeropuerto mi padre, a quien recuerdo haberle dicho: “Papá, no se necesita caminar para triunfar” Fue así como iniciamos una relación amical y luego conocí a mi madre Paula y a mis hermanos maternos, todos menores que yo, Leonor, Eduardo, Alejandro, Jorge Néstor, Roberto, Elizabeth, Carlos y Jesús, ocho hermanos, tres de ellos fallecidos, los subrayados.

Aquí en Lima soy internado en la Clínica Maison Sante, donde era neurocirujano el Dr. Marco Gonzáles Portillo, quien puso como requisito sea internado en dicha clínica para ser operado por él, pues así fue, luego me enteré que simplemente abrió la zona dorsal, vio lo hecho por el Dr. Rondón Olazabal y procedió a cerrar nuevamente, no había ya nada que hacer, veinte mil soles solo por esa "cirugía", aparte los gastos de clínica. Luego cuando a mi padre se le agotó el dinero, nos enteramos por medio de él mismo, que trabajaba como Jefe del piso de Neurología del Hospital estatal "San Juan de Dios" del Callao y que podrían llevarme allí para seguir convaleciendo.

 

Recuerdo, era el mes de Febrero del 2013, estaba ya en el Hospital San Juan de Dios del Callao, en la sala de Neurocirugía, ya habían transcurrido algunos meses de estadía allí, desde Septiembre de 1972 que estuve en la clínica Maison Sante, me trasladaron a este hospital. Una tarde, a la hora de visita, ingresó una señora corriendo y me abraza diciendo: Hijo, soy tu madre, es así como conocí a mi mamá, a los 30 años de edad, la vida nos separó cuando nací, quizá al año o algo así según me dice ella, ya que viajó a la ciudad del Cuzco y me dejó donde mis padrinos, la familia Flores Barrón en Arequipa. Poco a poco vinieron a visitarme otros hermanos, eran ocho en total, todos menores que yo: Leonor, Eduardo, Alejandro, Roberto, Jorge Nestor, Carlos, Betty y Jesús, como dije antes tres de ellos ya fallecieron

 

Fue un encuentro cruzado de emociones e interrogantes, pero preferí callar por respeto, ya después fui enterándome sobre su viaje, su compromiso, sus otros hijos, etc., también supe que era ya viuda y que vivía en el distrito de Comas. Es allí donde le relato que hacía años cuanto tenía 16 vine a Lima a buscarle a una dirección que me dieron le describí el sitio, le di la dirección efectivamente era allí donde ella vivía y de donde se traslado a Comas en una invasión unas semanas antes de llegar a esa dirección y no pude encontrarle, era Carlos Bondy la calle donde ella vivía en Lima, le describí el lugar un poste de luz, una ventana alta, etc. y todo coincidía.

 

Le conté que estuve en Moquegua, me dijo que allí tenía otra tía llamada Carmen, años después supe por boca de esa misma tía que ella me había visto tocando piano en un local de Moquegua, pero desconocía que yo era su sobrino, pero me retuvo en su memoria, como también yo aquel encuentro en un pilón de agua en ese callejón, del mismo modo conocí a una tía Victoria, luego le conté a mi mamá que a esa señora le conocía yo mas no por nombre, simplemente era una señora que vendía fruta en la puerta del Mercado de Arequipa, con quien bromeábamos los músicos que íbamos todos los días a esa plazoleta a buscar trabajo. Cosas del destino, no pudimos reconocernos antes, quizá no estaría en esa cama del hospital paralizado y hubiera tenido un hogar.

 

Justamente en esos meses, febrero 1973 mas o menos, surge una entrevista con Diario Extra, con un Sr. Pedro K. Higa, a raíz de lo cual soy trasladado al Hospital Rebagliatti del Seguro Social del Perú, cuando se enteran que era asegurado, a partir de allí empieza un largo trajinar en manos de la seguridad social, que no siempre ha sido benévola conmigo, hasta el día de hoy.

     

 

En elevador de silla 2000 En trimoto 2000 Pasando a trimoto 2000
     
Al piano año 1998 Patricia 18 años Con mi prima Adela 1976



Cuando me accidenté, el año 1972, pasé más de un año hospitalizado, luego de haber sido operado, pasé al Hospital Rebagliatti, de allí me llevaron a la clínica Chorrillos, fue allí cuando conocí al sacerdote español Manolo Duato, el Padre Quitapenas, a mediados de 1973, cuando el regresaba de México, para luego dirigirse a España, donde fallece de cáncer el 14 de diciembre de 1973. Su visita dejó huella en mi vida, de allí es que al salir en Octubre de 1973 me integré a la Fraternidad cristiana de enfermos, con la Madre Patricia y los hermanos canadienses de la Parroquia Nuestra Señora de la Paz en Comas

Luego ya en casa de mi madre, necesitaba fundamentar unos diseños de antenas de televisión, así que estudié de manera autodidacta todo lo concerniente a antenas de radio y televisión, teniendo ya la base de electrónica, que en la adolescencia estudié en Arequipa, del mismo modo tenía necesidad de conocer sobre amplificadores, de modo que debido a exigencias de la vida me interesó la electrónica, pues también dediqué tiempo al estudio de la electrónica y armé amplificadores, mezcladoras y luego cumplí un sueño en mi vida, formé con amigos Tino, David, Johnny, Alberto, Antonio y Rafael el Grupo Musical Evangelístico Génesis, con el cual pasamos cerca de ocho años viajando y cantando todas mis composiciones cristianas. Teníamos primera, segunda y bajo electrónicos, teclado y voz y percusión.

Por esos años, los ochenta, trabé amistad con Don Julio Saldaña, quien llegó a ser Alcalde del distrito de Comas, sus hijos eran aun niños, luego con su esposa la Sra. Graciela, a quien cariñosamente le decimos Sra. Chelita, con ella hemos visitado embajadas, el Congreso, instituciones diversas y hemos realizado acciones cívicas, etc.

     

 

     

Fotos actuales año 2016

   

En computadora año 2003                                                    En un matrimonio año 2003



Durante todos esos años he luchado contra la adversidad, me he impuesto de muchas maneras hasta hoy Agosto del 2016 en que cumplo 73 años de edad, en que hastiado de tanta informalidad, corrupción y falta de sensibilidad hacia el ser humano desfavorecido, es que me dedico a escribir sobre lo que significa para mí, todo cuanto sucede en mi país, lo que yo sufrí en carne propia estos setenta y tres años: la falta de un hogar, la escasez de medios económicos para muchas cosas, pero sobre todo el abuso de un Sistema, al que he visto crecer en todos estos años, como también he visto el crecimiento de la pobreza a límites insostenibles, diariamente veo la desesperación de la gente, lágrimas, interjecciones, lamentos desesperados, pero los del insensible Sistema siguen oprimiendo y explotando a la humanidad. Por un tiempo estuve muy cerca al Dr. Isaac Humala Núñez a quien asesoré en la organización del "Partido Patriótico del Perú Milenario", idea que no progresó, ahora soy un Periodista Free Lancer, dispuesto a dar apoyo a quien lo solicite.


La vena del periodismo empezó a los dieciséis, 1959, años fundé un semanario cuando estudiaba en el Colegio nacional "Deán Valdivia", se llamaba “La Razón” que apenas tuvo 3 números, no era el momento, pero el afán de ser periodista ya se dejaba notar. En 1965, tenía 22 años, compuse la música para el Himno de un Centro educativo de Ilo, Moquegua, para el Colegio Nacional "Daniel Becerra Ocampo", la letra era de un Profesor Gamarra. A partir de allí empezó una profusa creatividad musical, tanto canciones seculares como espirituales e himnos para instituciones y escuelas. Las que he logrado recopilar, se encuentran en: www.peruesmas.com/canciones


Por esos años viajé a diversos lugares del país, conocí mucha gente, sus costumbres, muy distintas a las mías, sus tradiciones, saboreando ricas comidas pero también estrecheces, caminatas, hambre y muchas lágrimas cuando me sentía casi derrotado, pero proseguía y es que la vida me tenía aún muchas sorpresas; dormí en playas, cerros, bancas, trabajé en mil oficios y aprendía todo fácilmente, me caía, y pues me levantaba. Todos esos viajes y penurias no eran por imposición, podría trabajar y haberme quedado en una ciudad, pero mi espíritu inquieto me llamaba a viajar, coocer, experimentar., etc., y eso hacía.

El año 1971 escribí un ensayo sobre la realidad carcelaria de Perú, titulado “La casa del jabonero”, lo que motivó la formación de una Comisión Ministerial, para resolver el problema carcelario, no resuelto hasta el día de hoy, me valió la felicitación de mis compañeros y de la universidad, que por entonces me ofrecía ser profesor auxiliar al siguiente año ya que ese año 1972 terminaba la carrera. Lamentablemente el accidente truncó mi trabajo y esa ruta que podría haber sido importante en mi vida.


Siendo joven fui trabajador textil, inhalando vapores de tintes en la fábrica de alfombras CLISA de Arequipa, donde trabajé y no sé por qué razones nunca cobré el primer y único mes de labores alli, luego estuve de lavaplatos, mozo y terminé siendo cajero en un restaurante, trasnoché en panaderías y viajé por muchos sitios, vendí alfajores por las calles y viajé trabajando en circos, porque siendo músico pues tenía que viajar con ellos, por los caminos de la vida, armando carpas y luego tocando la acordeón.


La música la recibí de varios maestros, entre ellas mi tía Josefina o Chepita, Aurelio Díaz Espinosa, Manuel Castillo Chanove o Don Benigno Ballón Farfán, desde los 6 años de edad, recuerdo a los 7 toqué en una velada en San Vicente de Paúl, el tema “Linyera soy”, acompañando a unos niños que cantaban, eran los años de la hna. María Rosa. La primaria entre San Vicente de Paúl, la escuela experimental en Palacio Viejo Arequipa y Centro Escolar 961 con don Manuel Guzmán y Napoleón Bernedo, también mi primo, que ya era maestro y luego comandante de los bomberos en Mollendo.


La secundaria la culminé en el Colegio Nacional Deán Valdivia en diciembre de 1962, al retirarme de la Universidad en 1963 viajé a Juliaca, Huancané y Puno y allí dediqué algunos años a enseñar matemáticas y trabajar como músico y vendedor de libros, luego retorné a Mollendo, trabajé en una agencia aduanera, una pesquera de Ilo y en una importadora en Arequipa y terminé siendo administrador de la sección agrícola ganadera, para luego ponerme a estudiar Psicología el año 1968, en la Universidad Nacional San Agustín, hasta el año 1972 cuando un accidente automovilístico que me dejó paralítico, pero no me impidió seguir batallando en la vida. Pero antes, el año 1966 me casé con Ruth Carbajal y el año 70 tuvimos una hija cuyo nombre es Patricia, hoy casada y ya con varios hijos, vive en el norte de Perú con su esposo, quien trabaja en el magisterio nacional.

Con unos amigos en grupo musical Arequipa 1972

 

Posteriormente en Lima, he realizado muchos proyectos de ayudas para personas con discapacidad, como también fundado dos Asociaciones: “Comité de apoyo al limitado físico” y “Corazones que dan aliento”. ambas CODAL, dedicado a personas limitadas la primera y la segunda a mujeres maltratadas, niños abandonados y personas excluidas, ambas inscritas en la SUNARP de mi país, actualmente estoy en un nuevo Proyecto por los jóvenes de mi barrio, proyecto denominado Crecer en Perú www.peruesmas.com/jovenes.htm  Ahora ya como periodista federado (FPP), dirijo una revista virtual “Sociedad Latina” www.sociedadlatina.peruesmas.com  y asesoro “ADUSPE” www.aduspe.peruesmas.com  una asociación fundada por el Sr. Orlando Cordero Guerra, quien el año 2005 me implementa con una computadora. Esa asociación es en defensa de los consumidores en Perú, fundada el año 2009, todo mi desempeño es ad honorem, así me siento feliz.

 

Katty y Jorge Jr bailando Dos familia amigas Madre María y nuestros hijos
     


El año 1989, ya divorciado, me casé con Katty Moreno Tello, tenemos dos hijos: José de 23 años y Jorge de 19, ambos han culminado la educación secundaria, José, excelente músico e informático, está trabajando, buscando la forma de proseguir estudios superiores, Jorge ingresó a Senati y estudia Mecánica de mantenimiento, es deportista y muy alegre, Katty mi esposa es Enfermera Técnica, hicimos lo que pudimos para la seguridad de nuestros hijos, tenemos un hogar construido con nuestro esfuerzo y seguimos avanzando en un mundo muy difícil, muy agresivo, más aun cuando uno está comprometido por la justicia social, la cual es difícil conseguir, no sé qué suceda con el tiempo.


Ya después estudié Técnicas de la Educación Secundaria y conocí a Sor María Godbout Clermont, religiosa canadiense que ahora retornó a su país, luego de cumplir cincuenta años de labor religiosa, aquí en Perú estuvo desde Octubre de 1967, antes estuvo en Quebec, luego en Haití y llegó a Lima en Octubre de 1967, hasta Octubre del año 2012, cuando ella retornó definitivamente a Quebec Canadá, pero sigue en sus labores en ese país. Con ella nos proyectamos a la niñez, a los hogares de niños abandonados, a la música en la iglesia y a una institución denominada CODAL, dirigida las personas con discapacidad en Comas, me ayudó a desarrollar proyectos diversos, de confort para las personas postradas en cama, pero sobre todo me permitió llegar a diversas personas que requerían ayuda y su espíritu era ese, ayudar, le acompañé en esa labor.


A lo largo de todos estos años he estudiado Psicología empresarial, Kinesiología, Podología, Técnicas de educación secundaria, lo cual unido a mis estudios de Psicología en Arequipa, me han permitido analizar la realidad peruana y pronunciarme sobre ello, como periodista y escritor. Como educador propulso el Holismo www.holismo.peruesmas.com  como un paradigma educativo para el siglo XXI. Me declaré Humanista, porque así me siento, tengo amigos en varias partes del mundo, me leen, escuchan, ya que de forma autodidacta aprendí informática y construyo páginas Web, radios y televisoras virtuales.


Contacto con algunos congresistas, he conocido personalmente jefes de estado peruanos, otras personalidades de la política, lo que me ha permitido conocer mucho sobre política, economía y otros temas sociales, por eso creo que Perú puede salir del atolladero en el que se encuentra, aunque muchos no lo quieran reconocer. Ese es mi afán, en ello dejaré los últimos años de vida, como un legado a mi familia y a mis compatriotas, como también a quienes sienten lo mismo en otras latitudes, porque un Humanista como me he declarado, se debe a la humanidad, no solo a un país y se llega a tener muchos conocimientos, porque he estudiado de manera autodidacta y he llegado a tener conocimientos mil. He viajado por más de medio Perú, también a Bolivia, Chile, Colombia y aspiro llegar a México, esos viajes fueron antes de mi accidente y también después, de modo que no hay barreras que lo impidan. Pero también como Humanista procuro dominar todo el saber posible, para poder así proyectarme a la sociedad.

Varias veces he estado a punto de morir, la última fue el 2001, en que tuve que batallar duro, recibí transfusiones de 12 unidades de sangre y luego dos meses de alimentación enteral, es decir casi una vida artificial, este problema que milagrosamente un día superé de forma milagrosa y sorprendente. Hoy vivo mayormente en cama, me levanto muy poco, para ciertas actividades y las pocas veces que salgo quisiera dedicarlo más a mis nuevos proyectos, lo cual me hace muy feliz, pero necesito la ayuda y colaboración de las demás personas, Ud. podría ser una de ellas; aprovecho mi tiempo en cama que es el 97% de mi tiempo del día, para proyectarme en la red, tener amistades, ayudar a quien puedo con mis habilidades, especialmente si alguien recién se accidenta, me animo a contactarlo, para decirle que no hay barreras que impidan ser y hacer felices a los demás, he tenido varias experiencias muy fabulosas. A mis setenta y tres años de vida tengo una enorme vitalidad, es increíble quienes me conocen se sorprenden y quienes recién me conocen no creen al decirles que mi edad es esa, pero es así, aun debo terminar algo, por eso es que debo continuar.

Despierto temprano regularmente a las 5 a.m. en que reflexiono, oro y a las 6 ya estoy en tareas, pongo el día en una agenda, siento que la autoestima está alta y de no ser así procuro elevarla. Desayuno generalmente avena con otros cereales, pan queso, aceitunas, quizá alguna tortilla de verduras. Procuro revisar las cosas pendientes, ya que a mis sueños e ilusiones procuro darles cumplimiento, para ello medito a diario y escucho música apropiada, dentro de los hábitos saludables que considero necesarios para dar a mi vida el respaldo suficiente.


Me doy tiempo para hacer todo cuanto programo para ese día y mi familia cercana, es decir Katty, José y Jorge, las amarguras procuro dejar atrás, aunque no faltan, pero son secundarias, una de ellas es el dolor neuropático y otro consecuencia de una tendinitis no tratada, pero que me esfuerzo por superarla con ayuda alternativa, sin embargo el martirio es enorme y a veces me deprime y acorrala, pero siempre termino el día triunfante, no me dejo vencer.

Básicamente me tengo fe, creo en mí, porque de no ser así entonces ya tendría una gran flaqueza y siempre procuro aprender algo nuevo cada día y me alegro de ello y lo comparto con los míos. Una de las reglas de mi vida es siempre dar, sin buscar recompensa, solo dar, creo que se da y la vida se encarga de hacer que recibas. Lo que hago lo amo, me siento orgulloso de ello por eso es que tengo cuidado en lo que hago, no siempre fue así, he cometido errores como todos, pero procuro no repetirlos, superarlos.

Mi vida se ha relacionado con la política, pero existe una primera diferencia con estos señores, es que no soy una persona que busca un cargo, jamás lo busqué, han venido a mi casa muchas personas enviadas por líderes políticos, para que postule al Congreso o como Regidor y hasta alguien me propuso una Alcaldía, pero nunca acepté, porque sencillamente ya sabía cómo es la política y si no eres como ellos, podrías terminar muerto, de modo que no van conmigo esas posibilidades. Quizá en algún otro momento o quizá ya no...

Como les dije antes estudié Psicología Empresarial, más tarde por la misma necesidad de fundamentar un diseño de unas plantillas digitopresoras estudié Kinesiología y Podología, todos estos diplomados los amo y guardé esos documentos, pero aparece la informática y veía a mis amigos menores explayarse muy confiados en la computadora. El día que pudimos, a mediados del 2000 compramos una computadora y tecleando, aplicando aquello de que la informática es intuitiva y entre ensayo y error, pasé más de un año estudiando de esa manera, autodidacta, hasta el 15 de enero del 2002 en Mollendo pude diseñar páginas, radios y canales de televisión virtuales, es decir he acumulado tal cantidad de datos que me han comparado con un Analista Big Data, por la cantidad de información que he acumulado en mi disco duro natural, el cerebro, también por mucho que he leído e investigado, por la misma necesidad de ayudar a otras personas.

   

Nuestra casita en Lima 2014                                                                 Con mi prima Lucía Bernedo año 2002



Por varios años dediqué un tiempo especial al estudio de la Mística, estudios que empecé siendo niño, desde los seis años de edad, tuve diversos maestros de diversas nacionalidades, chinos, japoneses, griegos, españoles y británicos, con todos ellos estudié Shiatsu, Tantra, Reflexología y Reiki y muchas otras corrientes místicas muy importantes, hoy soy Maestro Tantra .

Luego, reitero, con mi amigo Orlando Cordero fundamos la institución ADUSPE y me nombró Asesor de la misma, dedicada la defensa del usuario y el consumidor en Perú, con inscripción en la SUNARP, es ahí donde empiezo a relacionarme con señores y señoras congresistas, algunos viceministros, diversos funcionarios y personas del ejecutivo, más de un presidente y hoy hablo en algunas radios peruanas, pero llegó un momento en que comentaba en cerca de 25 radios a nivel nacional.

Y eso porque en algún momento recordé algo que desde niño practicaba y era el periodismo, empecé a estudiar una serie de técnicas, legislación y me matriculé en un diplomado de ciencias de la comunicación, un peruano radicado en los Estados Unidos me invita, para hacerme cargo de una revista virtual y pues lo asumí, luego fui invitado a presentar mi documentación a la Federación de periodistas del Perú, presidida por el Dr. Bernardino Rodríguez Carpio, ya hace años, pues ahora soy Federado.

Llegó un momento en que algunas de las canciones que compuse me acercaba a diversos personajes importantes, líderes de partidos, políticos profesionales entre ellos a los esposos Humala, a doña Elena y a don Isaac Humala, platicábamos y nunca discutimos, siempre llegué a comprender cualquier enunciado que él hacía, en un principio me parecía raro, pero luego comprendí que él estaba acertado, de modo que dije, esta persona es sabia, pero tampoco ha sido interpretado correctamente por quienes deberían haberlo hecho y eso sucede con muchos pensadores en Perú y el mundo, de modo que empezamos a poner en el tapete una serie de doctrinas y logramos encajar, de modo que al unísono salió aquello que, "es necesario fundar un nuevo partido" y encajamos en la idea, que estuvo en camino, pero son otros los que manejan este tema, pasado unos meses se desanimaron y todo quedó estancado.

Pero todo esto tiene un largo caminar por la vida, en donde he adquirido experiencias mil, como obrero abriendo zanjas en las calles o de planillero en alguna fábrica y también de kardixta o de jornalero en una constructora, administrador en otra, nada me hacía rendirme, pero el año 1972 me llegó un "estate quieto", quede en una silla de ruedas, años después fue más limitante mi vida y desde mi cama proseguí en esto. He escrito cientos de comentarios, muchos de ellos consultados por universitarios de otros países y de Perú, he compuesto muchas canciones, han sido cantadas en festivales diversos, algunas han sido grabadas y todo cuanto hice jamás me dio riqueza, nunca la busqué, quizá por dejadez, me interesaba sobre todo que alguien dejara de sufrir, que las lágrimas huyeran de otros rostros, pero esas lagrimas si se agolpaban en mis momentos de soledad, aun sucede el día de hoy, soy muy sensible y también la vida me ha deparado sufrimiento, pero mayormente no digo de esto a los demás ni en mis escritos, salvo ahora que aquí lo anoto.

Toda mi familia paterna ha fallecido, solo quedamos Lourdes en Estados Unidos y yo en Perú, ella es Lourdes Najarro Paredes, yo Jorge Paredes Romero, ambos hijos de la familia Paredes Bernedo, a veces vamos a Mollendo al hogar familiar en la calle Comercio Nº 752 Mollendo, provincia de Islay, Perú.

Casa de la familia de Mollendo
 


Espero abundar en detalles pronto, estoy seguro que lo haré…

Jorge Paredes Romero

Periodista y humanista peruano

 

 

 
  Más ... Fotografías personales El oro de Perú para quiénes?

Doctrina para el desarrollo de Perú

 
           
 

Recuerdos

Una mala praxis paramédica El desarrollo negado a Perú ¿Debe ser gratuita la educación superior?  
           
  Recuerdos2

La casualidad no existe

Quiénes son el Sistema La educación no debe ser un privilegio  
           
  Recuerdos3 Viviendo de cara al dolor La web de Mollendo    
           
 

Una vida con propósito

Memorias útiles Discapacidad?    
           
  El hombre es un ser creado   Reforma educativa para Perú